Normativa Alérgenos

Cómo montar un bar paso a paso

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS Cómo montar un bar paso a paso 03 de diciembre de 2017
 

¿Estás pensando en montar un bar en España? Si es así, a la hora de abrir un bar hay que decidir primero qué características queremos que tenga. A grandes rasgos, podemos encontrar tres grandes grupos:

El primero, los que tienen cocina. Son los que, sin llegar a ser un restaurante, ofrecen servicios de tapas e, incluso, menús de día. Suelen tener un horario muy amplio.

El segundo tipo es el de los que no tienen cocina. Se centran en desayunos por la mañana y cafés por la tarde. En ocasiones, ofrecen una carta de tapas y raciones frías.

El tercer tipo es el bar de copas. En estos no se sirven comidas y las consumiciones son las bebidas alcohólicas, refrescos y, en ocasiones, cócteles. Normalmente, su horario de apertura va desde las primeras horas de la tarde hasta las últimas de la noche. Suelen tener música entre sus atractivos. La norma que los regula es diferente a la de los otros tipos.

Sea cual sea el tipo de bar que quieres montar, a continuación te explicamos lo que necesitas tener en cuenta para que tu aventura de montar un bar llegue a buen puerto.

Y es que todos los estudios económicos realizados en España resaltan que el grupo ‘bebidas y comidas fuera del hogar’ representa un porcentaje importante en el gasto familiar. No en vano, España es el país de Europa en el que más se come fuera de casa, sin contar que los bares son, de largo, el lugar donde más se socializa. Así que puede ser un buen negocio. Veamos qué necesitamos pues…

¿Qué se necesita para abrir una bar en España?

No es sorprendente que España sea un país de bares. Tradicionalmente, han sido una de las primeras opciones entre los emprendedores, especialmente en época de crisis. Las razones para ello van desde la baja tasa de fracaso o la rápida amortización de las inversiones, pasando por la posibilidad de una rápida expansión frente a otros modelos de negocios tradicionales basados en el comercio.

En cualquier caso, una vez que hemos decidido qué tipo de bar queremos montar, es muy conveniente redactar un plan de negocios que nos sirva de guía. En él debemos calcular la inversión necesaria para el proyecto, contando con un tiempo de pérdidas.

Igualmente, se necesita estudiar todas las estrategias comerciales a desarrollar para que sea rentable lo antes posible. Este es un aspecto fundamental que a menudo se menosprecia.

Otro de los primeros pasos que se tendrán que dar es la búsqueda de un local. Para eso, es de gran ayuda estudiar a la competencia, ver qué tipo de nicho de mercado no estar cubierto y analizar qué tipo de clientela predomina en cada zona.

Igualmente hay que comprobar si los locales, en alquiler o compra, cuentan con el equipamiento necesario y cumplen la normativa de seguridad e higiene. De no ser así, hay que tener en cuenta en el presupuesto que habrá que realizar las pertinentes obras de adaptación.

Requisitos

Los requisitos legales para abrir un bar son los mismos que para el resto de los locales de restauración. Así, por ejemplo, si el local por el que nos hemos decantado no está habilitado para funcionar como bar, deberemos realizar algunas reformas. Es obligatorio que cumpla una serie de requisitos de seguridad e higiene alimentaria.

Parte de la normativa depende de las comunidades y los ayuntamientos, pero, de manera general, los requisitos de apertura suelen ser los siguientes:

  • Licencia de actividad en regla.
  • Adopción e instalación de medidas de seguridad.
  • Salida de humos reglamentaria.
  • Estar al día en el cumplimiento de la normativa en materia sanitaria y de higiene.
  • Estar al día en la normativa de accesibilidad para personas de movilidad reducida.
  • Cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales.
  • Otros factores, como puede ser el pago de un canon por el hilo musical.

Recuerda que, si te decantas por un bar de copas, la legislación es algo diferente. Tendrás que tener en cuenta, por ejemplo, la insonorización del local, el control de acceso a menores, los horarios, seguridad y otros aspectos similares.

Consejos: Local y localización

Ya sea un local para empezar el bar desde cero o uno ya existente que vas a renovar, la ubicación es uno de los aspectos más importantes para que el negocio funcione. Tiene que ser de fácil acceso y que los clientes no encuentren problemas para acudir. Además, debe tener visibilidad de cara a la calle.

Una calle concurrida, peatonal incluso, es una buena manera de asegurar una futura clientela. De esta forma, una zona con tiendas u otro tipo de atracciones facilita mucho conseguir rentabilidad. Así, cuanto mayor sea la visibilidad y afluencia del local, menor será el gasto en labores de promoción.

Consejos: La decoración del bar

Para fidelizar al cliente, y que el boca a boca funcione, es imprescindible que se esté a gusto en tu bar. Un ambiente agradable, con elementos decorativos adaptados al tipo de clientela que quieres captar, facilitará esta cuestión.

Es conveniente que hagas una especie de retrato robot del tipo de cliente que quieres que tenga tu establecimiento y diseñar el local para tu cliente y sus deseos. Un consejo es ponerle adjetivos humanos al bar: elegante, maduro, sobrio, etc. Esto te ayudará a tener ideas con las que decorar tu bar.

Consejos: Promoción

Recuerda que eres nuevo y, por lo tanto, desconocido. La promoción va a ser fundamental para atraer a los clientes, especialmente al principio. Así que puedes empezar primero por tu zona y, a medida que vas fidelizando clientes, ampliar la estrategia de promoción a barrios colindantes.

Las redes sociales y las webs de ocio son, hoy en día, muy importantes para todo tipo de establecimientos. Tendrás que echarle imaginación y utilizar estas herramientas para atraer a gente. Recuerda que las opiniones vertidas en esas plataformas son muy visitadas, así que procura que la impresión que se lleven los clientes se positiva y que la reflejen en Internet.

Piensa, por último, que un local con mayor tránsito o mejor ubicado comercialmente será más caro, pero te ahorrará tiempo y gastos en términos de promoción. Un local aislado, por el contrario, requerirá tiempo y gastos de promoción constantes.

Consejos: Personal

Busca y contrata a personal experimentado y que se adecúe a la imagen que quieres darle a tu bar. Como regla general, se suele aconsejar que el personal del bar tenga el mismo estilo o edad que los clientes.

Es importante también tener en cuenta que la profesionalidad de los empleados repercutirá directamente en la tasa de fidelización de tus clientes. En este sentido, el pagar algo más por personal especialmente bueno en sus habilidades sociales puede ser una buena estrategia a cambio de compensar dicho gasto extra con una reducción en gastos de promoción.