Normativa Alérgenos

Cómo montar un food-truck paso a paso

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS Cómo montar un food-truck paso a paso 08 de diciembre de 2017
 

Muchas personas tienen una irrefrenable vocación para vivir de la cocina. Hasta hace no mucho, la única opción para ellos hubiera sido abrir un restaurante, con los considerables gastos que eso supone. Ahora, sin embargo, está llegando a España una modalidad que lleva tiempo triunfando en otros países: una furgoneta de venta de comida en la calle o, como son más conocidos, una food-truck.

La inversión inicial para crear un negocio de ese tipo es mucho menor que la necesaria para un restaurante. Con poco más de 15.000€ es posible poner el camión en marcha y empezar a ofrecer las creaciones culinarias a todos los interesados.

Esta oferta ya no se limita a las clásicas hamburguesas, perritos calientes, kebabs o tacos, sino que se ha ampliado hasta llegar a ofrecer recetas realmente de calidad. Incluso existen algunos food-truck especializados en nichos crecientes de mercado, como los vegetarianos o los veganos.

Lo que sí puede ser un problema a la hora de emprender, es la selva de normativas que existe sobre este sector. Hay que tener en cuenta las reglamentaciones europeas sobre higiene alimentaria y, además, estudiar las diferentes normativas establecidas por las Comunidades Autónomas. Por último, es inevitable acudir al Ayuntamiento correspondiente, ya que son los responsable de conceder el permiso de actividad final.

En este artículo vamos a tratar de esclarecer un poco el laberinto de requisitos para poner en marcha tu propio food-truck.

 

¿Qué se necesita para abrir un food truck en España?

Lo que complica esta cuestión es, precisamente, que no existe una normativa unificada a nivel nacional. Por esto, lo primero es estudiar la legislación de tu Comunidad Autónoma, especialmente en el apartado de sanidad. A esto hay que unirle que los encargados de promulgar la normativa sobre venta ambulantes son los ayuntamientos.

De esta forma, es necesario obtener una autorización sanitaria en la Comunidad Autónoma. Dado que se va a manejar comida, es obligatorio también conseguir el Certificado de Manipulador de Alimentos.

En este punto conviene hacer una aclaración. Existen rumores o bulos que afirman que estos camiones no están permitidos en España. Lo cierto es que, dado que hay que basarse en la legislación europea, esto no es cierto. En muchas capitales del continente los food-truck forman parte del paisaje urbano, al igual que otros tipos de comida ambulante. Si alguien quiere asegurarse, solo tiene que leer el reglamento (CE) Nº 852/2004 del parlamento europeo de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios.

En cuanto a dónde estacionar el camión, hay que señalar que es necesario plegarse a la decisión que tome el Ayuntamiento de turno, según establece el Real Decreto 199/2010.

Hay que tener en cuenta también el tipo de camión que se quiera utilizar. En el caso de que su peso supere los 3.500 kilos, es obligatorio sacarse el carnet de conducir camiones. Los más ligeros pueden manejarse con la licencia normal.

Obviamente, otro de los pasos que cualquier emprendedor debe tener en consideración es calcular el presupuesto inicial. Preparar un plan de empresa es una buena medida para comenzar el negocio, tanto para el mencionado presupuesto, como para estudiar que producto puede ser rentable en la zona elegida.

En ese plan de negocios también tiene que establecer un calendario de apertura. Las ferias suelen ser muy rentables, al igual que las fiestas temáticas que se celebran en muchos pueblos. Otra idea que puede ser rentable, es ofrecerse para bodas o eventos de empresa.

Requisitos

Los requisitos legales para comenzar la actividad son los mismos que para cualquier negocio. Lo primero es darse de alta en el epígrafe del IAE correspondiente. Junto a esto, es necesario hacerse autónomo acudiendo a la Seguridad Social.

En ocasiones, dependiendo de cuantos participen en el negocio, puede ser beneficioso crear una cooperativa o una sociedad de bienes. Cualquier gestor ofrecerá la mejor alternativa para tus circunstancias.

Por último, han empezado a aparecer franquicias de food-truck. Es un modelo que puede ser interesante, siempre que se adapte a lo que se está buscando.

El resto de los requisitos son, como ya hemos señalado, obtener el Certificado De Manipulador de Alimentos y pedir la autorizaciones pertinentes a la Comunidad Autónoma y al Ayuntamiento.

Consejos: Consultar la normativa municipal

Es fundamental consultar la normativa de la localidad respecto a la venta ambulante. Así, conoceremos si conllevan algún gasto y qué posibilidades tendremos para ubicar el camión.

Consejos: Oferta

¿Qué ofrecer? Esa es, quizás, una de las cuestiones más importantes a la hora de iniciar un negocio de este tipo. Los alimentos más conocidos son las hamburguesas, los bocadillos, perritos calientes, nachos o pizzas. Es fundamental conocer la zona y la competencia, intentando cubrir algún nicho de mercado interesante.

Obviamente, la oferta está también relacionada con las habilidades del cocinero. Es mejor dedicarse a lo que se conoce y no hacer experimentos, al menos al principio.

Consejos: Marca, web y perfil en redes sociales

Estamos en la época de la imagen. Es, casi, necesario crear una buena página web y/o perfiles en las redes sociales. Dar información sobre el menú y sobre la localización del camión es fundamental para que el público se entere de su existencia.

Consejos: El Camión

Se trata de la mayor inversión en el negocio. Además, no cabe duda de que es la imagen diferencial frente a otro tipo de establecimientos. Existen en el mercado algunos modelos vintage que suelen dar buen resultado o vehículos más modernos fácilmente acondicionables.

Valora este artículo:
Valorar con 1 estrella Valorar con 2 estrellas Valorar con 3 estrellas Valorar con 4 estrellas Valorar con 5 estrellas