Normativa Alérgenos

¿A qué temperatura mueren las bacterias en los alimentos?

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS ¿A qué temperatura mueren las bacterias en los alimentos? 21 de abril de 2018
 

La temperatura a partir de la cual mueren las bacterias en los alimentos es de 100 grados centígrados exactamente. Es fundamental conocer este dato para tenerlo en cuenta a la hora de preparar -o manipular de algún modo- los alimentos, de modo que podamos tomar las medidas necesarias para garantizar su salubridad y, mediante unas prácticas adecuadas, evitar un posible intoxicación alimentaria.

Y es que somos muchos los que manipulamos y congelamos alimentos con el fin de preservarlos durante un mayor periodo de tiempo, pero ¿somos muchos los que sabemos cuáles son los peligros a los que nos enfrentamos cuando nos alimentamos de determinados alimentos?

El desconocimiento en lo referente a este tema es palpable y es por ello que creemos fundamental conocer algunos datos importantes como, por ejemplo, cuál es la temperatura a la que mueren las bacterias en los alimentos que posteriormente vamos a consumir, pero no nos vale con eso. Necesitamos tener en cuenta otra serie de medidas que veremos más adelante.

Dicho esto, los mencionados 100º grados en los que las bacterias mueren dan mucho que hablar y forman parte, en cualquier caso, de una serie de consideraciones a tener en cuenta a la hora de eliminarlas de los alimentos y, de este modo, preparar los alimentos de una forma segura.

A continuación, damos respuesta a las dudas más habituales sobre cómo se reproducen las bacterias y cuáles son las formas de cocinar más adecuadas para eliminar las bacterias que residen en los alimentos.

 

¿Cómo se reproducen las bacterias?

Hay muchos mecanismos mediante los cuales se reproducen las bacterias, pero el más común de todos es la bipartición. Esta forma de reproducción consiste en que se obtienen dos células hijas con ADN idéntico y exactamente iguales a la célula madre: la bacteria. Esto significa que, dependiendo de factores externos y condiciones del propio alimento, las bacterias tienden a la bipartición o a la extinción.

Las condiciones en las que las bacterias se reproducen dependen de:

  • El aporte nutricional de los alimentos en los que residen.
  • El PH de los alimentos.
  • La cantidad de agua que contienen.
  • La temperatura a la que se conservan.
  • El tiempo durante el cual están expuestos a dichas condiciones.

Este último punto es muy importante y debes saber que la clave para que las bacterias se reproduzcan reside, esencialmente, en el tiempo de exposición. Las bacterias se reproducen cada 20 minutos y, por lo tanto, cuanto más tiempo conserves un alimento, más probabilidades hay de que se contamine.

Además, también conviene tener en cuenta que cuanto mayor es la calidad del alimento, menor es la opción de que se contamine. Y es que, cuanto mayor es la calidad de los alimentos, menor es la contaminación a través de los microorganismos.

También conviene tener presente que las bacterias se reproducen en alimentos que se encuentran de entre los 5º y 60º grados centígrados y que, por lo tanto, es muy importante mantenerlos a temperaturas más bajas.

Finalmente, cabe destacar que no todos los alimentos tienden a ser contaminados en la misma medida y que algunos (como la carne, las verduras, los lácteos, la fruta o los huevos) son capaces de soportar la reproducción de bacterias a niveles poco seguros para tu salud y la de tu familia. Esto significa que este tipo de alimentos pueden estar contaminados sin que lo notes a primera vista y que las bacterias tienden a reproducirse en ellos de manera que tienes que tener un mayor cuidado a la hora de prepararlos y comerlos.

¿Cómo cocinar para eliminar a las bacterias de nuestros alimentos?

Una vez que conocemos las condiciones óptimas para que las bacterias persistan y se reproduzcan, debemos conocer una serie de medidas para cocinar de manera segura y, a través de las cuáles, podremos eliminar a las bacterias que contaminan los alimentos que preparamos.

Esas medidas para cocinar de manera segura, eliminar a las bacterias y evitar así que los alimentos se contaminen son las siguientes:

  • Conservar los alimentos por debajo de los 5º grados centígrados.
  • Cocinar por encima de los 100º grados centígrados.
  • Evitar que los alimentos estén expuestos entre los 5 y 60 grados centígrados durante dos horas o más, ya que es el momento y el espacio perfecto para la proliferación de bacterias e intoxicación de alimentos.
  • A la hora de hervir alimentos, esperar los 20/30 minutos de cocción para asegurarnos de que alcanza los 100ª grados.
  • No ser impaciente y confirmar que, sobre todo, los huevos y la leche están cocidos a la temperatura adecuada y durante el tiempo necesario.
  • Tener especial cuidado con carnes como el pavo, el pollo o el cerdo.
  • Asegúrate de que las partes más robustas de las pechugas y los muslos están hechas y cocinadas a una temperatura mínima de 80ª grados centígrados en el horno.

Estos alimentos son especialmente susceptibles de transmitir bacterias y, por lo tanto, debemos ser especialmente rigurosos con la manera en la que los cocinamos.

En resumen, si sigues estás pautas a la hora de cocinar, reducirás enormemente las posibilidades de padecer o causar una intoxicación alimentaria. Al final del día, la seguridad de los alimentos que, de un modo u otro, manipulamos son nuestra mayor responsabilidad como manipuladores de alimentos.