Normativa Alérgenos

¿Qué es la contaminación cruzada?

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS ¿Qué es la contaminación cruzada? 09 de abril de 2018
 

La contaminación cruzada es el proceso mediante el cual los alimentos entran en contacto con otros que están cocinados o no y que terminan por contaminarse como resultado del intercambio de sustancias ajenas.

La contaminación directa es uno de los grandes peligros a los que nos enfrentamos a la hora de ingerir alimentos. Resulta especialmente llamativo que sea un peligro alimentario desconocido para la mayor parte de la población, cuando puede tener consecuencias negativas para nuestra salud.

La contaminación cruzada puede darse de manera directa o indirecta. La contaminación cruzada directa se produce cuando los alimentos entran en contacto y se contaminan entre sí (alimentos cocinados contaminan alimentos crudos, por ejemplo) y la contaminación cruzada indirecta se produce cuando los utensilios de cocina contaminados entran en contacto con alimentos crudos o cocinados.

El ejemplo típico de contaminación cruzada se produce cuando un alimento cocinado entra en contacto con la sangre de piezas de carne no cocinadas o crudas.

 

Riesgos para la salud

Los riesgos para la salud que supone la contaminación cruzada de los alimentos son especialmente peligrosos en el momento de ingerir alimentos crudos. Y es que, si los alimentos se cocinan bien después de haber sido contaminados, no hay ninguna razón por la que preocuparse.

Los problemas empiezan cuando los alimentos se ingieren de forma cruda y no hay ocasión de matar a los microorganismos que habitan en ellos. Estos riesgos son los siguientes:

  • La ingesta de alimentos infectados de contaminación cruzada puede producir efectos similares a los que producen las alergias alimentarias. Una persona que se contamina de este microorganismo puede experimentar reacciones similares a las que experimentan los alérgicos al kiwi o a los cacahuetes. Por lo tanto, la ingesta de alimentos infectados de contaminación cruzada pueden producir, entre otros, inflamaciones e incluso, urticarias.
  • La contaminación cruzada es una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria. Por lo tanto, la contaminación cruzada también puede producir efectos similares a los de una gastroenteritis adicional (diarreas, náuseas, vómitos, etc, etc).
  • Dependiendo del estado de salud de la persona que contrae la intoxicación, puede que la reacción a la intoxicación sea más grave y derive en una hospitalización. Los grupos de riesgo a los que puede afectar la contaminación cruzada de esta manera son los ancianos, los niños, los enfermos y las embarazadas.

¿Cómo evitar la contaminación cruzada?

Hay muchas medidas a tomar para evitar la contaminación cruzada de los alimentos que vas a ingerir. Las medidas más comunes son las siguientes:

  • Procura separar los alimentos crudos de los alimentos cocidos o cocinados. No dejes que entren en contacto estos alimentos y asegúrate de que la sangre de la carne roja no toque ningún otro alimento.
  • Lávate siempre las manos con agua y jabón antes de empezar a cocinar. Ten especial cuidado cuando hayas ido al servicio con anterioridad.
  • Al hacer la compra y clasificarla en tu nevera, separa los alimentos. Pon en cajones o bolsas diferentes las carnes, los pescados y las aves. No permitas que entren en contacto con el resto de alimentos que guardas en tu nevera.
  • Guarda la carne cruda en recipientes herméticamente cerrados para que la sangre no gotee y no entre en contacto de manera accidental con otros alimentos. Además, si puedes cubrir estos recipientes con papel de aluminio o con un trapo límpio, mejor aún.
  • A la hora de manipular alimentos, utiliza utensilios diferentes para tratar alimentos distintos. También puedes limpiar los utensilios en profundidad antes de ponerlos en contacto con otro tipo de alimentos si no quieres tener que comprar tantos utensilios distintos.
  • Es importante mantener todos los recipientes y utensilios limpios antes de utilizarlos. A la hora de limpiarlos no basta con pasar un trapo por encima de los utensilios sucios, sino que debes limpiarlos con agua caliente e incluso con detergente.
  • Intenta eliminar los restos de huevo crudo a la hora de servir alimentos como la tortilla o los huevos escalfados. El huevo es un alimento que transmite mucha contaminación cruzada y, por lo tanto, es conveniente extremar las medidas de prevención con ellos.
  • Cambia el trapo de cocina si ha sido manchado por restos de alimentos crudos.
  • Monta las ensaladas en el último momento y mantén los ingredientes correctamente refrigerados hasta el momento que lo hagas.
  • Desinfecta tu cocina de manera periódica y no te conformes con pasar un trapo para eliminar restos de comida cruda. Limpia tu cocina con agua caliente y detergente y así te asegurarás de eliminar todos los restos de comida que puedan causar una contaminación cruzada.