Normativa Alérgenos

¿A qué temperatura se multiplican las bacterias más rápidamente?

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS ¿A qué temperatura se multiplican las bacterias más rápidamente? 21 de marzo de 2018
 

Las intoxicaciones alimentarias más comunes son producidas por las bacterias y las enterotoxinas que estas producen. Sin ser la única fuente de contaminación alimentaria, sí son las que más fácilmente pueden infectar los alimentos y se reproducen de forma rápida y prolífica.

Es por ello por lo que se debe tener especial cuidado con ellas a la hora de manipular alimentos, ya que pueden contaminar los alimentos en cualquier parte del proceso, iniciándose un proceso de proliferación que puede dar lugar a la inadecuación de estos para el consumo humano.

Las bacterias son muy pequeñas e invisibles al ojo humano, salvo cuando ya se convierten en colonias y hace inaceptable el consumo de los alimentos contaminados. No obstante, la presencia de bacterias en la alimentación no es en sí mismo un problema e incluso, en ocasiones, es beneficioso. Los problemas aparecen cuando su crecimiento es desproporcionado y nuestro organismo es incapaz de gestionar de una forma normal estas poblaciones. En este punto, debe entrar en juego nuestro aparato inmunológico habiéndose producido un cuadro de enfermedad.

Pero, ¿qué podemos hacer para evitarlo? A continuación, te lo explicamos:

 

Qué condiciones necesitan las bacterias para multiplicarse

Como cualquier otro organismo vivo, las condiciones para su proliferación son las que más se adecuan a sus necesidades. Por ello, para una explosión demográfica de unas bacterias determinadas, se deben dar unas condiciones especialmente favorables.

En este sentido, las condiciones más importantes son las siguientes:

  • Abundancia de nutrientes.
  • Humedad de la que extraer el agua que necesitan.
  • PH adecuado para favorecer su proceso de adquisición de nutrientes a través de la membrana bacteriana.
  • Temperatura adecuada su reproducción.
  • Tiempo de exposición y proliferación.

Todas estas condiciones se dan cuando se realiza una inadecuada manipulación de los alimentos, ya sea exponiendo el alimento al medio ambiente donde se infecta, dejándolo durante mucho tiempo sin las condiciones adecuadas de conservación y temperatura o rompiendo la cadena de frío. Es en estos puntos críticos el que las bacterias aprovechan para proliferar. Por ello, debemos ser especialmente cuidadosos para evitarlo.

Cómo se reproducen las bacterias

La mayoría de las bacterias se reproducen mediante la bipartición del propio organismo, dando lugar a dos ejemplares al dividirse el original. Esto puede parecer poca cosa, pero este proceso repetido puede generar una explosión exponencial de bacterias cuyo límite es el entorno de reproducción.

En cuanto a la aparición de enterotoxinas producidas por bacterias, cabe reseñar que, cuanto mayor es la población bacteriana, mayor es la producción de estas enterotoxinas y, por lo tanto, más incrementa la virulencia de las intoxicaciones por estos elementos.

Cómo evitar la reproducción de las bacterias alimentarias

La forma de evitar la proliferación de colonias de bacterias es incidiendo sobre algunos de los elementos que favorecen su reproducción. El más sencillo de todos es mantener adecuadamente la cadena de frío en todo el proceso de manipulación de los alimentos, y minimizar la exposición a la posible contaminación por bacterias en el proceso de manipulado.

Todos estas medidas de prevención de contaminación de los alimentos vienen reflejadas, entre otras, en el curso de manipulador de alimentos. Al completar el curso, se adquieren estos conocimientos y, con el carnet que acredita la realización del curso, se habilita a los profesionales a poder hacer una adecuada manipulación de alimentos.

El fin último es tanto preservar las propiedades organolépticas de los alimentos como que sean aptos para el consumo humano. De este modo, reducimos significativamente el riesgo de exposición a agentes patógenos como son las bacterias, y que en ocasiones contaminan los alimentos que se van a consumir.

Valora este artículo:
Valorar con 1 estrella Valorar con 2 estrellas Valorar con 3 estrellas Valorar con 4 estrellas Valorar con 5 estrellas

Artículos relacionados