Normativa Alérgenos

Cómo montar una panadería paso a paso

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS Cómo montar una panadería paso a paso 23 de diciembre de 2017
 

La tradicional imagen de aquellos panaderos que pasaban toda la noche elaborando sus productos, horneándolos y repartiéndolos casi ha desaparecido en los últimos años. Aquel oficio que solía pasar de padres a hijos, ha evolucionado debido a las nuevas tecnologías y costumbres de la población.

Para bien o para mal, han aparecido numerosos establecimientos que se limitan a preparar el pan que les llega congelado, aunque parece que se está produciendo un aumento de la valoración de los panes artesanales.

Siendo un alimento que, al menos en España, es básico en cada comida, las panaderías son una oportunidad de negocio bastante interesante. Al mencionado aumento de los que buscan mejores panes, se le unen los que desean comprar variedades que mezclan las recetas tradicionales con diferentes cereales o ingredientes.

Esos elementos han provocado una evolución positiva del negocio en los últimos años. Según los expertos, el futuro es también esperanzador para los que quieran animarse a abrir uno de estos establecimientos. Algunos auguran que se va a producir una mayor especialización en los locales, potenciando los productos recién hechos y ampliando la gama de oferta. Eso sí, también se apunta que los negocios basados en el pan precocido congelado sigue teniendo muy buenas perspectivas.

 

¿Qué se necesita para abrir una panadería en España?

Hay un consejo general que todos deberíamos seguir antes de plantearnos comenzar con alguna actividad empresarial: hacer un plan de negocios. En ocasiones, la ilusión por empezar provoca que no se tengan en cuenta todas las cuestiones que conllevan los comienzos. Por eso, es imprescindible sentarse con calma y comenzar a pensar en todos los gastos, requisitos, estrategias y previsiones que puedan surgir.

Otro aspecto previo es estudiar qué permisos y licencias se necesitan. En muchos ayuntamientos existen oficinas en las que, de manera gratuita, se orienta a los emprendedores que quieran abrir un negocio.

Por supuesto, hay que pensar muy bien dónde instalar la panadería. A ello hay que unirle encontrar un local adecuado, que esté habilitado. En el caso de que no lo esté, hay que ser consciente de que se necesitará una inversión inicial para poder utilizarlo con ese fin.

Antes de comenzar a preparar el producto debemos, obviamente, saber que es, exactamente, lo que vamos a vender. Como comentábamos, el mundo del pan ha cambiado mucho, por lo que es importante tener claro la oferta que se va a ofrecer.

Ese último punto va unido a la búsqueda de proveedores adecuados. Si es posible, es buena idea completar la tienda con otros productos, como golosinas o algunos dulces.

Requisitos

Los requisitos legales se han simplificado bastante en los últimos años. Como señalábamos, puede ser buena idea acudir primero a alguna de las asesorías gratuitas que ofrecen los organismos públicos. Allí van a dar la información actualizada y basada en los requisitos que cada ayuntamiento pide.

En líneas generales, es seguro que el emprendedor va a tener que darse de alta como empresa, ya sea unipersonal, sociedad limitada o cualquier otro tipo de figura jurídica.

Igualmente, hay que adaptar el local a la normativa de seguridad e higiene alimentaria que las leyes establecen. Si el establecimiento no está habilitado, hay que presentar un plan de obras para reformarlo y conseguir la licencia correspondiente.

Lo mismo ocurre con la instalación eléctrica. Hay que tener en cuenta que las panaderías necesitan hornos potentes, por lo que se requiere un profesional que realice la instalación y presente el boletín oficial. Si se va a usar gas, el proceso es exactamente el mismo.

En cuanto a los trabajadores, en obligatorio que estén en posesión del Certificado de Manipulador de Alimentos. Son cursos cortos en los que se aprende como manejar los alimentos para evitar problemas de salud.

Consejos: Localización

Una estrategia interesante es, por una parte, investigar la demografía de la localidad para conocer que zonas pueden ser más interesantes. Por otra parte, conviene pasear por sus calles, prestando atención a la competencia existente y a qué otras tiendas hay cerca. Muchas veces, una calle en la que existen carnicerías o fruterías atraen a muchos compradores y puedas aprovechar la situación.

Consejos: Equipamiento

A la hora de abrir el local, no solo vas a necesitar un mostrador y una decoración atractiva. Una panadería necesita un equipamiento considerable y tiene que ir acompañado con salidas de humos y otros requisitos estructurales.

Puede haber distintos tipos de panadería, pero en lineas generales van a necesitar hornos, cámaras de fermentación, bandejas para hornear, mezcladores de masas, mesas, herramientas de repostería, un refrigerador y otros pequeños electrodomésticos.

Consejos: Oferta y calidad

¿Qué vas a vender? Esa es una de las grandes cuestiones a la hora de abrir la panadería. Conviene echar un ojo a la competencia cercana y estudiar que es lo que ofrecen y qué cantidades venden. También viene bien conocer cómo es el barrio en cuestión y que gustos son los mayoritarios. Lo que nunca debe faltar es la calidad y la disponibilidad al público.

Consejos: Innovación

Hoy es posible elegir entre muchos tipos de panaderías, desde las que solo ofrecen productos precocidos, hasta las especializadas en panes integrales o con semillas. Entre los nuevos modelos de negocio están las panaderías online, las que ofrecen otros productos para llevar (como tartas) o las que tienen servicio de cafetería. La cuestión es distinguirse de la competencia y fidelizar a los clientes.

Valora este artículo:
Valorar con 1 estrella Valorar con 2 estrellas Valorar con 3 estrellas Valorar con 4 estrellas Valorar con 5 estrellas