Normativa Alérgenos

Curso de alérgenos e intolerancias alimentarias

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS Curso de alérgenos e intolerancias alimentarias 10 de junio de 2018
 

Una alergía o una intolerancia alimentaria se produce cuando nuestro cuerpo reacciona de manera anómala al consumir algún alimento o grupo de ellos. La sintomatología puede ser variada, desde reacciones leves a muy graves o, incluso, la muerte.

En algunos casos, solo es necesario ingerir una pequeña cantidad del alimento en cuestión para que la alergia comience a manifestarse. Pueden ser solo trazas del producto, que pueden llegar a lo que comemos por contaminación cruzada. Por ejemplo, una pequeña cantidad de harina de trigo que se haya adherido a otros ingredientes mientras se cortaba sobre una mesa en la que se había estado haciendo masa de pan.

La gravedad que pueden alcanzar las reacciones alérgicas, con choques anafilácticos severos, ha provocado que las instituciones hayan comenzado a tomar cartas en el asunto. Por una parte, se han establecido menús especiales, libres de alérgenos, en colegios, hospitales o residencias. Por otra parte, se ha establecido también un protocolo informativo para que ningún consumidor consuma el alérgeno que le afecta por desconocimiento.

Hay que señalar que, según estudios realizados, parece haberse producido un aumento del número de personas alérgicas o intolerantes. Uno de los problemas son aquellos alérgenos que no aparecen en el etiquetado de los alimentos, siendo responsabilidad de la administración detectarlos y retirarlos.

En cuanto al resto de los casos, la respuesta ha sido un endurecimiento de la legislación para evitar daños a los consumidores. Por eso, los cursos y certificados de alérgenos se han convertido en imprescindibles para trabajar en cualquier sector relacionado con la alimentación.

 

¿Para qué sirve el certificado de alérgenos?

La fecha clave sobre la seguridad ante los alérgenos y las intolerancias alimentarias fue el 13 de diciembre de 2014. A pesar de que la ley correspondiente se aprobó en 2011, fue en esa fecha cuando comenzó a ser obligatorio informar sobre los alérgenos incluidos en los productos que se sirven en hostelería y restauración.

La Normativa, promulgada a nivel europeo, exige que el consumidor tenga toda la información sobre el contenido de los alimentos cuando se encuentre en bares, restaurantes, cafeterías, comedores, hoteles y otros lugares dedicados a servir comidas. Son los encargados de estos establecimientos los que deben publicitar, de manera visible, los ingredientes con posibilidades de generar alergias de cada plato que aparezca en el menú.

En el caso de no cumplir con el contenido de esta ley, la 17/2011, el empresario se arriesga a una multa bastante considerable: desde los 5.000 € hasta los 600.000€.

La norma alcanza a todos los sectores relacionados con la restauración y la hostelería, más allá de los dueños de los negocios:

  • Proveedores: ya desde antes de que los alimentos se entreguen, las empresas proveedoras tienen que controlar los productos pre-elaborados que compren, como las salsas. Deben comprobar si contienen algún alérgeno y, en su caso, informar debidamente al cliente.
  • Trabajadores: los trabajadores han de recibir la formación pertienente para evitar aquellas situaciones en las que se pueda producir algún tipo de contaminación cruzada. Son rutinas y hábitos que tienen que interiorizas y, así, evitar los cruces y las situaciones de riesgo. Con ese fin, precisamente, los trabajadores realizan los cursos de alérgenos e intolerancias alimenticias.
  • Locales/instalaciones: tienen que contar con las medidas de prevención adecuadas para que la seguridad alimentaria esté asegurada. De esta forma, los clientes afectados por alergias o intolerancias evitaran buena parte de los riesgos.

Como se señalaba, son los trabajadores los que han de cursar las formación sobre el asunto. El Certificado de Alérgenos acredita que tienen la formación necesaria para manipular la comida de manera segura, evitando que aparezcan problemas de seguridad alimenticia. Igualmente, obtendrán conocimientos acerca de los ingredientes más peligrosos, así como algunos rudimentos de primeros auxilios para aplicar si algún cliente resulta afectado.

¿Hay cursos online?

Afortunadamente, hoy en día es mucho más sencillo realizar el curso y, después, conseguir el certificado. Además de nosotros, en Internet hay otras empresas que ofrecen esta formación, con la ventaja de que el alumno podrá organizar su horario de la manera que mejor le convenga.

Cabe destacar que la formación destinada a obtener el certificado del curso de seguridad alimentaria / alérgenos no solo está destinada a los profesionales del sector de la restauración. Otros trabajadores afectados por la normativa son aquellos que realicen su trabajo en comedores colectivos, colegios, centros geriátricos u hospitales. Por último, también deben conseguir el correspondiente certificado los dependientes de los comercios de venta de alimentos a granel.

Con respecto a las academias de formación online, es conveniente cerciorarse de que la empresa formadora es de confianza y de que cumple con los requisitos necesarios para ofrecer el certificado de alérgenos e intolerancias alimentarias. De lo contrario, dicha formación puede considerarse como insuficiente o no válida.

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y te atenderemos encantados.