Normativa Alérgenos

Anisakis, ¿cuánto hay que dejar un pescado congelado?

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS Anisakis, ¿cuánto hay que dejar un pescado congelado? 03 de abril de 2018
 

El Anisakis es una bacteria originaria de una intoxicación alimentaria que se transmite a través de un pescado infectado. El Anisakis es una de las intoxicaciones alimentarias a las que más miedo se suele tener, pero ¿realmente sabemos lo que es y cómo tenemos que tratar el pescado para no contraer esta bacteria?

Pues bien, lo más importante a la hora de prevenir la contracción del Anisakis es el control sobre el tiempo de congelación y descongelación de las piezas de pescado. En general, el periodo de congelación de pescado recomendable es de tres meses pero, en el caso de que el pescado congelado esté crudo, es posible conservarlo hasta 8 meses.

Si hablamos de mariscos, estas piezas pueden mantenerse congeladas de 3 a 12 meses sin que las piezas resulten intoxicadas por el Anisakis.

Una vez que conocemos un poco sobre cómo evitar ser infectado de Anisakis, quizás nos convenga seguir informándote sobre qué es exactamente esta bacteria y sobre cómo debes tratar el pescado de manera adecuada y saludable.

 

¿Qué es el Anisakis?

El Anisakis es una bacteria originaria de una intoxicación alimentaria que se transmite a través del pescado infectado por el mismo. Se trata de un parásito digestivo que realiza su ciclo vital en el intestino de las personas y vive a costa de las mismas. Además, este gusano puede causar reacciones alérgicas y desórdenes digestivos realmente molestos en las personas en las que habita.

Los síntomas que advierten que puedes llegar a estar padeciendo de Anisakis son los siguientes:

  • Posibles urticarias semejantes a las que se sufren durante reacciones alérgicas a otro tipo de alimentos.
  • Puede causar dolores abdominales muy fuertes.
  • Suele venir acompañado de náuseas, vómitos y diarreas; lo cual a veces hace que no se distinga de una simple gastroenteritis.
  • En los casos graves puede materializarse en un choque anafiláctico.

El primer caso de Anisakis que se detectó en España se produjo en el año 1995 y, desde entonces, han sido centenares las personas que han resultado infectadas por esta bacteria y que han acudido a los servicios sanitarios con esta sintomatología.

Últimamente han ascendido los números de casos en los que los consumidores de pescado han contraído Anisakis y mucho tiene que ver en este incremento el aumento del consumo de pescado crudo y la existencia de cada vez más restaurantes en los que se sirve sushi o comida similar.

¿Cómo se puede evitar?

Las claves para evitar contraer Anisakis son muy numerosas, pero las más destacadas y recurrentes son las siguientes:

  • No comas pescado mal cocido bajo ningún concepto, y encárgate personalmente de que las piezas de pescado que consumes en casa estén cocidas y cocinadas debidamente.
  • Asegúrate de que matas las larvas de Anisakis con cocción a 60 grados durante 10 minutos, con congelación acelerada a menos de -35 grados o temperaturas menores durante 15 horas.
  • También es importante limpiar las vísceras del pescado lo antes posible. Limpiar las piezas de manera rápida después de la captura evita que las larvas penetren en los músculos de las piezas y, por lo tanto, es recomendable que lo hagas para prevenir posibles intoxicaciones.
  • Antes comprar o cocinar pescado conviene que lo examines al trasluz para poder visualizar los posibles parásitos que puedan residir en él.
  • Es muy importante que nunca conserves las piezas de pescado que vayas a comerte a menos de 5 grados durante más de 2 horas. Ten mucho cuidado con los tiempos y las temperaturas de las piezas de pescado que vayas a comerte.

Tiempo de congelado para matar el Anisakis

Como ya hemos dicho, el tiempo y la temperatura de congelación son primordiales para matar el Anisakis del pescado que vayas a ingerir.

Por lo tanto, antes de comer una pieza de pescado, asegúrate de que dicha pieza ha estado congelada a menos de -35 grados durante 15 horas, durante al menos 24 horas en el caso de que la temperatura de congelación sea de entre -35 y -24 grados y durante 5 días en el caso de que la temperatura del congelador sea superior a -20 grados.

Además, no es recomendable que interrumpas el proceso de congelado y, si lo haces durante más de 2 horas. es muy probable que la pieza de pescado en cuestión esté infectada de larvas de Anisakis. Esto sucede porque, al interrumpirse el periodo de congelado, también se ha interrumpido el proceso de inmunización de la pieza a la bacteria.

Por todo esto, es vital que muestres mucha prudencia y minuciosidad a la hora congelar el pescado que después vayas a ingerir; tanto en relación con el tiempo, como en relación con la temperatura a la que lo hagas.

Valora este artículo:
Valorar con 1 estrella Valorar con 2 estrellas Valorar con 3 estrellas Valorar con 4 estrellas Valorar con 5 estrellas

Artículos relacionados