Normativa Alérgenos

Cómo montar una hamburguesería paso a paso

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS Cómo montar una hamburguesería paso a paso 20 de diciembre de 2017
 

Una de las salidas más frecuentes entre los emprendedores españoles es abrir algún local de restauración. Se trata de un negocio que puede ser muy rentable, especialmente en un país en el que salir a cenar o a comer es muy típico y que recibe a millones de turistas cada año.

Sin embargo, para que alcance esa rentabilidad hace falta mucho más que la simple idea. En un negocio que requiere muchas horas de trabajo y que se enfrenta a una gran competencia.

En el caso de las hamburgueserías, dicha competencia va en aumento. A las cadenas de comida rápida se están uniendo otro tipo de locales más enfocados hacía la idea gourmet. No obstante, los expertos consideran que es un mercado no saturado y que aún tiene margen para más establecimientos.

Para conseguir consolidar la hamburguesería hace falta superar el modelo de comida rápida tradicional y darle un toque diferente que lo distinga de la competencia. Por supuesto, la calidad de la materia prima va a ser fundamental.

 

¿Qué se necesita para abrir una hamburguesería en España?

Mucha gente, especialmente si son novatos, no conocen la necesidad de establecer un plan de negocio que recoja todo lo relacionado con su proyecto. Para empezar, la inversión inicial. Una hamburguesería no es diferente en este asunto, por lo que tendrás que calcular cuanto dinero necesitas para ponerlo en marcha.

Empezar a recoger ideas, observar a la competencia y pasear por la ciudad para elegir la mejor zona en la que abrir son medidas simples pero que te serán de mucha utilidad.

Una de las ventajas de las hamburgueserías es que su mercado es enorme. Desde niños pequeños con sus padres, hasta adultos con falta de tiempo o sin ganas de meterse en la cocina. Y eso sin olvidar a los típicos grupos de adolescentes que salen a tomar su hamburguesa.

Sin duda, elegir un local y comprar el equipo y el mobiliario serán dos grandes quebraderos de cabeza. En el primer aspecto, se puede optar por el alquiler o por la compra. Ambas posibilidades presentan pros y contras, así que es un decisión que tiene que ser muy meditada.

Requisitos

Los requisitos legales para abrir una hamburguesería son los mismos que para el resto de los locales de restauración. Así, por ejemplo, si el local por el que nos hemos decantado no está habilitado para funcionar como restaurante, deberemos realizar algunas reformas. Es obligatorio que cumpla una serie de requisitos de seguridad e higiene alimentaria.

Parte de la normativa depende de las comunidades y los ayuntamientos, pero, de manera general, los requisitos de apertura de una hamburguesería suelen ser los siguientes:

  • Licencia de actividad en regla.
  • Adopción e instalación de medidas de seguridad.
  • Salida de humos reglamentaria.
  • Estar al día en el cumplimiento de la normativa en materia sanitaria y de higiene.
  • Estar al día en la normativa de accesibilidad para personas de movilidad reducida.
  • Cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales.
  • Otros factores como puede ser el pago de un canon por el hilo musical.

Consejos: Local y localización

La localización es uno de los asuntos que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Observa bien las zonas de la ciudad y comprueba si el vecindario es el adecuado para una hamburguesería.

Por otra parte, tendrás que esforzarte para darle una imagen atractiva al local. Esa es la primera carta de presentación de cara al cliente. La decoración, elijas la temática que elijas, es muy importante para darle su propia personalidad.

Por supuesto, también hay que cuidar la limpieza, la comodidad y otros asuntos que harán que los clientes regresen y recomienden el restaurante a otras personas.

Consejos: La carta

Antes de elaborar la carta hay que plantearse la clientela a la que va a ir dirigida. Si está en una zona en la que puede dominar un estilo gourmet, el producto no puede ser el mismo que si solo va a ir dirigida a jóvenes y adolescentes.

Otro aspecto fundamental es seleccionar bien a los proveedores. Lo que ofrezcas en la carta, su calidad, va a tener mucho que ver con la materia prima. Calcula siempre la relación calidad/precio, ponderando ambos aspectos con cuidado.

Para distinguirte de otras hamburgueserías, explota ideas como ofrecer diferentes tipos de panes, salsas y acompañantes. No ofrezas solo las típicas patatas fritas y crea productos nuevos que sean llamativos. Puedes ofrecer también alguna hamburguesa vegetariana, para atraer a ese segmento a tu local.

Consejos: Promoción

Como eres nuevo en la ciudad, es muy importante darte a conocer. Empieza promocionando tus productos y detallado sus componentes. Se trata de crear una imagen atractiva que no pase desapercibida.

Internet, las redes sociales y las páginas de recomendaciones de restaurantes son fundamentales hoy en día. Tendrás que dedicar tiempo a completar una buena imagen digital, echándole imaginación y mucha ilusión. que permiten incluir las direcciones y características de los locales de restauración.