Normativa Alérgenos

¿Qué se necesita para trabajar en comedores escolares?

BLOG DE MANIPULADOR DE ALIMENTOS ¿Qué se necesita para trabajar en comedores escolares? 24 de noviembre de 2017
 

Los comedores escolares se han convertido en imprescindibles para todos aquellos padres que, por horarios de trabajo, no pueden recoger a sus hijos al mediodía. El servicio proporcionado a los alumnos no solo se queda en el aspecto alimentario, sino que también se intenta proporcionar una cierta formación acerca de las mejores pautas de alimentación.

Hasta hace unos años, muchos colegios contaban con cocina propia, en la que se elaboraba la comida. Sin embargo, la legislación cambió y ahora lo habitual es contar con empresas de catering que dan servicio a los centros escolares.

De esta forma, podemos encontrar varios perfiles profesionales relacionados con los comedores escolares. Por una parte, obviamente, están los cocineros y auxiliares de cocina que se encargan de preparar los alimentos. Por otra, también son necesarios monitores que desarrollan su labor en los propios colegios, sirviendo y atendiendo durante las horas que dure el servicio.

Los profesionales de cocina, cuya principal función es preparar la comida, deben tener una formación que les permita atender a las diferentes necesidades de los estudiantes. De esta forma, han de tener en cuenta a los chavales con alergias o limitaciones alimentarias, ofreciendo alternativas para que esos niños y niñas puedan mantener igualmente una dieta equilibrada.

Además, las diferentes legislaciones autonómicas están tratando de que los comedores proporcionen dietas lo más saludables posible. Esto significa que los profesionales deben seguir una pautas claras sobre los menús a ofrecer, que deben contar con todos los grupos de alimentos en su adecuada proporción.

El otro perfil profesional, el de monitor de comedor escolar, lleva a cabo las tareas de cuidado y atención a todos aquellos alumnos que hagan uso de los servicios de comedor. No solo se trata de servir las mesas y atender a los alumnos, sino que también deben poner su parte en enseñar a comer de forma saludable y variada.

Se trata, en definitiva, de que los profesionales de los comedores escolares también sirvan para que se adquieran unos hábitos saludables de alimentación.

 

¿Cómo trabajar en un comedor escolar?

Los motivos que puede tener un profesional para buscar un trabajo relacionado con los comedores escolares pueden ser muchos. Desde un cambio de aires hasta una verdadera vocación pueden hacer que se intente entrar en ese sector.

La manera más habitual de conseguirlo es buscando las vacantes disponibles en el INEM o en portales de empleo. Igualmente, las empresas de catering suelen buscar de vez en cuando completar sus plantillas dedicadas a los comedores escolares.

En el caso de los monitores, es más frecuente que hayan sido contratados directamente por los centros educativos.

Por otra parte, los cocineros y auxiliares de cocina tienen que saber que el trabajo va más allá de la cocina, ya que deben también realizar los pedidos y controlar el almacén.

El perfil que se suele buscar para estos empleos es uno que demuestre la capacidad de preparar menús nutricionalmente sanos, además, claro está, de que sea capaz de encargarse de las tareas propias de una cocina.

Como ocurre en todos los ámbitos laborales, uno de los requisitos más valorados es la experiencia en el sector. En general, la mayoría de las ofertas exigen 2 o 3 años de experiencia, aunque no tienen que ser, obligatoriamente, en comedores escolares. Se acepta, igualmente, que se haya trabajado como cocinero en residencias geriátricas o centros hospitalarios.

¿Cuáles son los requisitos?

Para los cocineros y auxiliares de cocina, la mejor formación es la impartida por las Escuelas de Hostelería y Restauración. Estos centros ofrecen los estudios necesarios para poder trabajar en un comedor escolar.

Uno de los primeros títulos que se puede obtener es el Ciclo Formativo de Grado Medio en Cocina y Gastronomía. Habilita para trabajar como ayudante de cocina en comedores colectivos o en restaurantes.

El siguiente es el Ciclo Formativo de Grado Superior de Gerente de Cocina. Este no solo permite encargarse de todas las tareas, sino que además es el indicado para diseñar los menús escolares.

Los que no puedan acceder a esos cursos oficiales pueden decantarse por alguno de los gratuitos de cocina que existen en todas las ciudades y por Internet. Suelen estar orientados a perfeccionar o ampliar la formación en el ámbito de la cocina; como estudios CPCI para aquellas personas que no puedan acceder a estudios reglados. Con todo, recuerda que en este sector se valora mucho la experiencia previa.

En el caso de querer encontrar trabajo como Monitor de Comedor Escolar, lo más adecuado es realizar algún curso previo sobre el tema. El INEM ofrece alguno para desempleados, aunque es bastante complicado encontrar plazas.

Para los que no consigan acceder a ese curso del INEM, existen muchas empresas de formación que también enseñan a afrontar de manera competente las funciones propias de un monitor de comedor escolar. De optar por esta posibilidad, es fundamental asegurarse de la fiabilidad de dicha empresa y de que su título va a ser tenido en cuenta.